Latinaja en sesión en Indus Coworking

06/05/2017
 

 
“Sesión” es una reunión celebrada para tratar algún asunto, lo que definitivamente nos llevó a celebrar.
 
¿Qué celebramos? ¡Una tarde de sábado de mayo en Indus Coworking, una casa de trabajo colaborativo para la comunidad de diseñadores y comunicadores en el corazón de Palermo, y junto a nada más ni nada menos que Latinaja, una de las tres bandas ganadoras del #ConcursoDelacuerdista por una sesión de fotos!
 
Latinaja crea música latinoamericana y fusión, defiende la cultura popular a través de su música y realmente son una banda: 7 integrantes entre los que se encuentran Adrián Yannattone (voz, guitarra y bajo), Guadalupe "Pudín" Santellán (voz, charango, guitarra, flauta, armónica, güiro y percusión), Darío Nappe (bajo, guitarra, piano y coros), Nadia Guastini (voz, acordeón a piano, piano, percusión, accesorios y coros ), Edgardo "Ñato" Záccaro (trombón, accesorios y coros), Alejandro Wainstein (percusión y batería) y Nicolás Milito (percusión).
 
Con motivo de la inolvidable sesión compartida y teniendo en cuenta que a mediados de junio entran a estudio a grabar un nuevo tema, conversamos con LATINAJA para conocer en profundidad lo que tienen para ofrecer a todos aquellos dispuestos a escuchar (¡también podés ver las fotografías de la sesión acá!).
 
¿Cuál es el origen del nombre y cómo se complementan entre sí para lograr el entramado que se percibe en Latinaja?
Un poco en broma y un poco en serio, cuando nos preguntan qué estilo de música hacemos, respondemos “música naranja” porque no nos gusta encasillarnos en un género musical en particular. Latinaja surgió de un juego de palabras entre “latino”, por el tipo de música que más abordamos, y “naranja”. Como no existe un género musical definido como tal que nos represente, creamos una palabra que lo sintetice y así nació Latinaja.
La variedad que puede verse en nuestra música es un aporte individual de cada uno y colectivo a la vez. Nos gusta la música de estilos muy diversos y nos enriquecemos con esa pluralidad. Cada uno aporta desde su lugar un condimento para cada canción.
 
Si tuvieran que hacerle sentir a alguien qué es Latinaja, ¿cómo lo harían?
Nuestra música es la mejor herramienta para eso: le pediríamos que escuche nuestro disco. O mejor aún, le recomendaríamos que nos viese en vivo.
 
Colores, texturas, memorias y sueños… ¿cómo logran plasmarlo en su música?
Esa es la razón por la cual no nos gusta etiquetarnos en un género musical determinado. El poder mezclar diferentes sonoridades, instrumentaciones y rítmicas tan variadas, tanto dentro de una misma canción como entre los diferentes temas que componen nuestro disco, es lo que logra que nuestra música esté plagada de distintas sensaciones y recorra diversos paisajes.
 
En el escenario, viven cada fecha con intensidad. ¿Qué podemos encontrar en sus temas que nos lleve a resignificarlos cada vez, como una magia que los mantiene vigentes?
Como todos, al hacer lo que nos gusta, ponemos nuestra singularidad en comunión con lo colectivo. Entonces, los humores, energías y estados de ánimo de cada uno al momento de subir al escenario hacen al todo. Pero, a su vez, nuestra música, nuestra manera de tocar y de interpretarla, hacen que esa heterogeneidad de sensaciones individuales converja en esa “música naranja” y lleguen de una manera particular.
La clave, quizás, es esa variedad rítmica que abarcamos con nuestra música la que permite tener siempre algo de frescura a la hora de interpretarlos. Y a esa variedad musical también se le suma un contenido muy personal de la banda en las letras, que creemos que a cada uno le llega de manera particular. Cada uno se verá interpelado por alguna cosa que decimos, le llamará la atención una cosa o la otra. Pero claramente, nuestras letras son parte fundamental de nuestra música. En definitiva, la canción, como otras expresiones artísticas, es una herramienta de comunicación. 
 
Si tuvieran que elegir una canción que se destaque de su disco, ¿cuál sería y por qué?
Sin lugar a dudas, por los momentos que estamos viviendo en nuestro país y en toda América Latina, el tema que más se destaca es “Libertad”. El nombre de la canción habla por sí mismo. Es increíble, pero cada vez que tocamos en vivo ese tema, se lo dedicamos a algo distinto: a la lucha de las mujeres y el colectivo #NiUnaMenos, a los docentes que luchan por la educación pública, a las Madres, las Abuelas e Hijos que pelean por mantener viva la Memoria y que, 40 años después siguen reclamando justicia, y así podríamos seguir un largo rato…
 

Están por grabar nuevo material… ¿en qué línea va? ¿Tiene nombre o un concepto para adelantar?
Vamos a grabar un sencillo de un tema que quedo fuera de nuestro primer disco, porque en ese momento no estaba maduro como para incluirlo. “Viaje” creció mucho y muy rápido, y es una canción que reclama su adultez y pide ser grabada.
Vamos a hacer también un video de la grabación de ese tema para aportarle una difusión audiovisual. Es un tema que queremos mucho, nos gusta hacerlo en vivo y estamos muy entusiasmados por llevarlo al estudio.
 
¿Cuándo es su próxima presentación?
Se viene una fecha en La Minga (Maza 1165) el 29 de julio a las 21:30 hs. Si bien ahora estamos con la cabeza en la grabación, queremos agregar más fechas para hacer lo más lindo que es tocar en vivo.
 

 

En el equipo de De La Cuerda, quedamos sorprendidos del increíble espacio que encontramos en INDUS COWORKING, y como la curiosidad siempre debe ser saciada, ahondamos en la dinámica que diferencia a esta casa antigua. Estas son las palabras de Joaquín Presa, uno de los fundadores de Indus.
 
¿Qué es Indus Coworking?
Indus es una espacio para diseñadores, comunicadores y todos los que participan de este proceso (antropólogos, fotógrafos, animadores, programadores y músicos, entre otros) donde entendemos el trabajo de forma colaborativa. Tenemos oficinas, taller, sala de reuniones, una terraza muy grande para relajar y un estudio de fotografía apto para todo tipo de producciones.
El estudio mide 9x4 metros, tiene flashes de 400 y 800 watts y accesorios como paraguas, softbox, difusores, remoto, rebotes, fondos y espacio para todo tipo de creatividad.
 
¿Por qué “Indus”?
Indus es una constelación que se ve desde América del Sur y tiene la particularidad de que no tiene historia mitológica porque fue descubierta pos colonización de América. Quisimos darle vida a esa historia vacía cuyo nombre en español significa “indio”, sobre quienes se han justificado tantas atrocidades.
 
¿Cómo se vincula Indus Coworking con la cultura? ¿Y con la música?
Entendemos el diseño y la comunicación como parte de la cultura, de la cual se nutre y se resignifica todo el tiempo. La música atraviesa a todas las disciplinas tanto como herramienta narrativa/artística como en la vida cotidiana de quienes formamos parte de Indus.
 
En De La Cuerda creemos que compartir lo bueno tiene un efecto exponencialmente mayor y es por eso que elegimos registrar lo que fue este trabajo conjunto, que sin duda se convirtió en un momento conjunto.
 
¡Cada vez falta menos para el 18 de junio, día en que tendremos el gusto de compartir con Latinaja la grabación de su nuevo tema y live session!