Zander, buenas vibras. Buena música.

21/12/2016


21.30 hs. Centro porteño. “The Temple Bar” explota de abrazos y brindis de fin de año. Entre las mesas abarrotadas resalta una melena rastafari rubia, muy rubia. Las luces del escenario se encienden y el murmullo se vuelve silencio: “Hola, Buenos Aires, vengo desde Miami… mucho gusto”. Y así, con esta breve introducción, Zander tiene la atención de todos en el templo. De La Cuerda estuvo unos minutos a solas con este cantautor amante del surf, la energía positiva y de la vida. HACE MINUTOS TERMINASTE TU SHOW EN “THE TEMPLE BAR”… ¿QUÉ ES LO PRIMERO QUE SE TE VIENE A LA MENTE? Estoy muy contento. Fue muy divertido. Es genial estar de nuevo en la Argentina, son gente muy cool. Me hicieron sentir muy cómodo a pesar de que mi español no es muy bueno. Sólo les interesa escuchar música con buena vibra. Siento que soy bienvenido, por eso estoy muy feliz de estar acá. POR ESO LA MÚSICA ES EL LENGUAJE UNIVERSAL… Amén. Por eso amo tanto la música. Por eso quiero usarla para conectar a la gente. Es algo hermoso que podemos disfrutar todos juntos en todo el mundo. Acabo de volver de Costa Rica, Chile, ahora voy a Uruguay, y siento que conecto a la gente. Nos conectamos a través de la música y la compartimos porque amamos la música más allá de las canciones. ¿CUÁL ES EL MENSAJE QUE LLEVÁS A TRAVÉS DE LA MÚSICA? Amor. Siento que mi misión es acercar a la gente porque me ocupo genuinamente de las personas, de los animales y del planeta, por eso necesitamos estar cerca para poder trabajar juntos y amarnos unos a otros. Para eso debemos tener buena energía y sentirnos bien. Necesitamos buena música y buena vibra para entender que cada día es un regalo que merece ser compartido. ¿QUÉ ESPERÁS LLEVARTE DE ESTA GIRA POR LATINOAMÉRICA? Quiero aprender y conocer gente. Me encanta observar a la gente, saber de su cultura… como en Buenos Aires… su historia, su arquitectura… es única. Cada país es diferente. Por eso me encanta viajar y surfear. Cada playa es diferente y eso te da una perspectiva de por qué somos tan afortunados. Somos únicos e irrepetibles, pero iguales en esto.