Noche de rock y blues en DTM

30/12/2016
Anteúltima noche del 2016. Una brisa hace más llevadero el calor del asfalto. Las veredas repletas de papelitos, otra postal de la despedida del año laboral en el Microcentro porteño. Rubén, parte de Los Amigos del Blues, fuma y observa el cielo estrellado. Se apoya en su pequeña valija de metal en la que guarda todas sus armónicas. Saca una y nos sorprende. Apenas unas notas bastan para imaginarnos lo que pasaría en el escenario de Down Town Matías. ¿DE QUÉ SE TRATA LOS AMIGOS DEL BLUES? Somos tres bandas amigas que nos fusionamos en los shows. Tocamos R&B clásico de los ’50 y “blues porteño”. El tridente está formado por Topo Blues and the Financial’s Combo, Mariano Cabrera and The New Jukes y 31 Dientes. ¿CUÁL ES LA PERSONALIDAD EN EL ESCENARIO DE ESTA "SUMA DE TODAS LAS PARTES"? Sólo queremos que la gente se divierta, que bailen o que muevan la pata aunque sea sentados. Nuestra personalidad se basa en la amistad. ¿CÓMO EMPEZARON EN EL CAMINO DEL BLUES? En los ’90, de chiquitos, a todos nos llegó algún casete. En mi caso mi influencia es Muddy Walters, un armonicista de los ‘50, algo así como el Jimmy Hendrix de la armónica. A algunos nos llegaron guitarras, armónicas, contrabajos... y así seguimos… CONTANOS DE LA AGENDA DEL VERANO PARA LOS AMIGOS DEL BLUES A mediados de año grabamos un demo de seis temas con dos temas de cada banda y planeamos seguir grabando por separado. Rubén nos agradeció y se fue. Lo esperaba su gente. Lo esperaban sus amigos. Llegó el turno de Incandescente. Una banda de rock y blues clásico que se formó hace apenas 60 días. Osvaldo y su sombrero característico nos esperan en la puerta. El primer ensayo incandescente fue el 6 de octubre. A las dos semanas hicieron su primer show en Down Town Matías. Según Osvaldo, la química fue instantánea. "No entendíamos cómo sonábamos ni cómo nos entendíamos. Con el baterista, el Negro Cavolina, ya habíamos estado en otra banda; con el bajista, la “aplanadora” Mario nos conocemos de la infancia; con Nico Elder habíamos tocado también." ¿POR QUÉ "INCANDESCENTE"? Una semana antes de tocar estábamos ansiosos, al rojo vivo… ¡incandescentes! Empezamos a ensayar y la palabra quedó flotando. Cuando llegó el día del show no lo dudamos: quedó Incandescente.